jueves, 3 de abril de 2008

HOY 2 DE ABRIL DE 2008

Hoy, cuando todavía creemos que la guerra fue una patriada.
Hoy, en que todavía nuestros hombres muchachitos de entonces aún creen que valió la pena.
Hoy, siento más tristeza, más pena y más rencor.
Tristeza por los muertos, pena porque los vi con armas inútiles, desprovistos de la ropa adecuada, sin el alimento necesario y rencor hacia aquéllos que desde un sillón arengaron a niños a enfrentarse con los piratas de siempre.
¡Cuánta mentira! ¡Cuánto engaño! ¡ Cuánta ingenuidad del pueblo todo !
No festejo, no. No puedo fetejar tanta desgracia inútil, tantos chicos engañados, tantas familias desconsoladas. Es para mí un día de duelo. 2 de abril. Patria enlutada. Patria mía.

1 comentario:

Mercedes Sáenz dijo...

Coincido en que homenajear en muchos casos no es lo mismo que festejar. Es dificilísimo honrar y conmemorar muertes sin sentido. Es muy bueno el texto Sonia. Un abrazo, Merci