miércoles, 1 de octubre de 2008




CARLOS FRANCISCO

SERGIO MUJICA



ERNESTO CARDENAL























Hoy tengo una pena, de ésas que me acometen y más cuando se refieren a las injusticias.


Decía Ernesto Cardenal: ( en un salmo hereje)

Al perderte yo a tí
Al perderte yo a tí tú y yo hemos perdido.
Yo porque tú eras lo que más amaba
y tú porque yo era el que te amaba más.
Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo:
porque yo podré amar a otras como te amaba a tí
pero a tí no te amarán como te amaba yo.



Este sacerdote y poeta, con su barba, su boina, su camisa de siempre, sigue con el mismo compromiso idológico de hace 60 años.
No se le perdona el disenso. A este ex Ministro de Cultura tras la revolución de 1979, se le congelan sus cuentas corrientes y recibe únicamente 100 dólares de pensión, cuando su gasto en medicamentos es seis veces mayor

Ernesto Cardenal tiene 83 años y recibe cantidad de acusaciones como las de explotar indígenas y ser alcohólico.
Vive en Managua y está agotado por la lucha de toda su vida y por sus años.
Su postura ante la dictadura institucional de su país, Nicaragua, me hace volver a la frase y al pensamiento " el hombre es el lobo del hombre".
Este tenso poeta y sacerdote, humanista, gran religioso ha sido solidarizado por 200 intelectuales de todo el mundo. Tales como Juan Gelman, Eduardo Galeano, Mario Benedetti, José Saramago e Ignacio Ramonet
Juan Gelman, según Emiliano Guido dice:"Por fin puedo expresar mi repudio a este acto contra Ernesto Cardenal de quienes de sandinistas ya no tienen nada y ni el taco del zapato le llegan al gran poeta, al gran humanista, al gran religioso. Puedo ahora declarar públicamente que me alegra haber rechazado la orden de Rubén Darío que querían otorgarme. Esos nombres, Rubén Darío, Ernesto Cardenal, seguirán vivos cuando la infamia se apague".
La honestidad ideológica de Juan Gelman se mantiene indemne ante honores o premios, y esto hace que sienta un gran respeto por él.

"Cardenal luce iincólume ante el aluvión ideológico del promodernismo neoliberal", argumenta Jacobo García , desde el diario El Mundo de España. Otro escritor, argentino, Arturo Sasturain dice de él "Es el cura Cardenal pero no parece cura y sí Cardenal, aunque nunca será Papa".
"Ni en Managua ni en el Vaticano ", agrega Emiliano Guido del semanario Miradas al Sur, artículo que leí con mucho atención, por lo bueno.
"Me siento triste y agotado, perseguido por perros rabiosos" dice el poeta en la mansedumbre de su patio hogareño de Managua ( dice Emiliano Guido)

Y este maravilloso hombre me hace parangonarlo con el padre Mujica.

El sacerdote Carlos Mujica, Carlos Francisco Sergio, había nacido en Buenos Aires el 7 de octubre de 1930, siendo tercer hijo de Adolfo Mujica, diputado conservador y ex Ministro de Relaciones Exteriores del Presidente Arturo Frondizi y de Doña Carmen Echagüe, hija ella de terratenientes adinerados. A él, el mundo de los pobres le era desconocido, cinco disparos de lo ametrallaron.
Murió en el Hospital Salaberry.
Como Cardenal, en su historia personal, descubrió el mundo del hambre y la miseria. Nunca abandonó la vereda de los humildes, bien sabido que ello le trajo innumnerables inconvenientes.

Estos dos hombres son paradigmas de la verdadera vocación de servicio. No es exactamente propiedad de los religiosos, es su verdadera razón del paso por la vida
Me pregunto siempre ¿De qué vale pasar por ella si no se está dispuesto a tender la mano hacia abajo o al costado y elevar, en valores metálicos o en la enseñanza , que realmente, si somos "humanos", como especie, somos todo iguales?

Estas disgreciones son nada, comparadas con la obra de estos hombres y otros tantos que han dado su vida por mejorar a otros, sin pensar en ellos mismos.

4 comentarios:

mercedes sáenz dijo...

Que buen trabajo Sonia¡ Símbolos ambos de la lucha por la vida, por la palabra, escrita o oral. Me pareció buenísimo. Te felicito. Np sóo me gustó cómo está escrito si no también la presentación que nos brindaste. Un abrazo. Merci

Viviana Lidya dijo...

Cuando me enteré las falacias sobre Cardenal, sentí mucho dolor, te agradezco lo escrito tanto sobre él como sobre nuestro padre Mugica, símbolos de lucha inclaudicable, a veces vivir tanto., trae más dolor que reconocimientos o alegrias.

Vivian

José Balabanian dijo...

Felicitaciones! solicito tu autorización para poner algo de lo qeu publicaste (por supuesto citando la fuente) en mis blogs somoscatequistas.blogspot.com y ecologiayhumanidad.blogspot.com Junto a Angelelli, los dos personajes citados, son ejemplo de un cristianismo vivido junto al pueblo. Gracias!

Sonia Cautiva dijo...

José Balabanian:
Lo que quieras y de la manera que te parezca.
En este mundo heterogéneo, de diversos credos o ninguno (como el mío), debemos estar unidos para el bien.
Las palabras o los hechos que puedan ocasionar mal, deben ser combatidos, hasta donde podfamos con amor y paciencia.
He leído parte de tu blog y si desde allí llegas para impedir algo, aunque sea pequeñito, bueno será.
Y esa es la vocación de servicio que cada uno de nosotros debemos emplear. Si no se llega a toda la comunidad, al mundo entero, no importa, despacio, de a uno, pero algo.
Muy lindo tu blog. Da esperanzas a quienes creen como vos. Y eso es bueno.
Un abrazo. Sonia