martes, 16 de octubre de 2007





LAS CARTAS QUE ME ROBARON

Mil sueños
en mil cartas que soñé.
Todas las robaste,
ya no están,
sin ellas me quedé.
Sin cartas y sin sueños.

1 comentario:

Mercedes Sáenz dijo...

Las lineas escritas que se van aunque no salgan del cajón. Los pensamientos que se quedan aún. Y nadie viene a robarlos ni siquiera en un misericordioso rescate. Excelente Sonia!! Muchos cariños. Merci