miércoles, 10 de octubre de 2007

Perlas


Mi collar es de perlas misteriosas,
tienen todas un recóndito motivo.

Cuentas algunas que prefiero no mirar
por inhumanas,
otras que me acarician blandamente.
El roce arcano de una con otra
parece apretar mi cuello
que por débil y nulo
no sabe defenderse de la anilla

que aprieta despiadada.
En el silencio de suave noche,
una me agoró
que yo sería feliz
eternamente,
pero otra, cruel y bárbara
me ordenó que sufriera
en forma permanente.

Conservo mi collar de perlas,
pero no alrededor de mi
cuello frágil,
no sea que una noche,de improviso
en su disenso,
yo pierda mi conciencia.

1 comentario:

Mercedes Sáenz dijo...

Redondas, blancas, dificiles e inocentes. En un collar por mandato o en alguna profundidad dónde jamás será encontrada. Perlas en las palabras que parecen tomar vida, tanto que en el cuello pueden hacer perder la conciencia. Me encantó Sonia. Te felicito!!! Muy bueno. Un beso Merci